Conciertos
Dejar un comentario

Rosalía: lo que ella hace, dura.

La primera vez que vi a Rosalía en directo fue en enero de 2018 en la emblemática Sala El Sol de Madrid, donde tuvo lugar la III Edición de los Premios Ruido organizados por la PAM. La catalana se llevó el el galardón de Mejor Disco Nacional de 2017 por Los Ángeles, el álbum debut de Rosalía junto a Raül Refree. Los dos nos deleitaron con un par de temas en directo aquella noche. Recuerdo perfectamente cómo se hizo el silencio en La Sol: el público guardó el máximo respeto ante la interpretación a voz y guitarra que tenía ante sus ojos. Dos años más tarde, y tras una innegable evolución como artista, anoche volvió a conseguirlo, pero esta vez ante un Wizink Center con más de 15.000 almas dentro. Desde que publicara El Mal Querer en noviembre de 2018 (cuando recibió de nuevo el Premio Ruido a Mejor Álbum) todo han sido éxitos para la que a día de hoy es una de nuestras artistas más internacionales y todo un fenómeno musical.

Para caldear el ambiente anoche, Rosalía escogió al bailaor Antonio Moreno “El Polito”, con una envidiable carrera en el mundo del flamenco y un derroche de sentimiento sobre el escenario que quita el aliento. Eran las nueve y diez cuando se apagaron las luces y empezó la fiesta. Pienso en tu mirá fue el pistoletazo de salida para a la hora y media de show con el que nos hizo disfrutar a todos. Vestida con un elegante mono blanco de mangas interminables y lazo rojo sangre a la cintura, Rosalía conquistaba el escenario a cada paso que daba, con completa seguridad en todos sus movimientos. Puso toda la carne en el asador en cada uno de los veintitrés temas que nos regaló, y no lo hizo sola, sino con el acompañamiento de dos cantaoras y dos palmeros, su compañero El Guincho y sus siete bailarinas. Según la canción variaba el número de almas sobre el escenario, lo cual nos dejó momentos de todo tipo durante el show: contuvimos el aire cuando Rosalía cantó a capella Catalina, sin más artificio que su voz; bailamos con la versión de Las Grecas Te estoy amando locamente, de sobra conocida en la cultura popular; y se desató la locura cuando Ozuna apareció en el escenario para cantar Yo x Ti, Tú x Mi. Las bailarinas hacían brillar más si cabe a Rosalía, ejecutando junto a ella coreografías firmadas por la californiana Charm La’Donna de una belleza y técnica maravillosas. Los visuales y la iluminación, perfectamente seleccionados según la temática, completaban la performance y la elevaban a la máxima potencia. Con todo esto no quiero restarle mérito a nuestra protagonista, más bien considero que es una gran directora creativa que ha sabido rodearse de los mejores para llevar a cabo sus ideas, especialmente en lo que a los conciertos se refiere. Imprimió pasión en cada frase, lo suyo es pura emoción y sentimiento, aunque por poner alguna pega, eché de menos algo más de interacción con el público al que mantuvo hipnotizado (los gritos de “diosa”, “reina” y “guapa” no cesaron ni en los momentos más íntimos). Como era de esperar, con Malamente puso punto final a la noche, la gira y también a una etapa en su trayectoria profesional.

Podría haberme detenido en cada una de las canciones y hacer una disección a lo forense del concierto, pero me interesa más hablar del cómputo total. Reconozco que me cuesta ser objetiva cuando hablo de ella, resulta complicado no deshacerse en halagos. Era la primera vez que la veía en este formato, y considero que dio un show redondo en todos los sentidos. Supongo que es el resultado de mucho esfuerzo y de repetirlo una y otra vez en cada ciudad que ha visitado esta temporada. Para mí es una artista total que cuida cada elemento de su particular universo, desde la producción musical puramente dicha hasta el espectáculo sobre el escenario, pasando por vestuario, luces, arte, visuales…La crítica internacional le ha hecho un hueco en los medios más top como Pitchfork o Billboard, por no hablar de los premios que ha cosechado durante todo el 2019, y no es casualidad. Tiene una visión global y muy personal de entender la música que gustará más o menos, pero lo que es innegable es que convierte el escenario en el lugar idóneo donde lucirse y transmitir sus ideas, aprovechando todos los elementos que están a su alcance y ofreciéndonos así su arte: el estilo Rosalía.

Foto de la cabecera: Juanjo Martín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .