Últimas Entradas

Carmen Boza estrena su nuevo single “La Grieta” y señala el comienzo de una nueva etapa

Cantante, guitarrista, compositora y productora de todas sus canciones, Carmen Boza se ha convertido en una de las voces femeninas más interesantes de la escena local independiente, reconocimiento que se ha ganado a pulso a lo largo de toda su trayectoria musical que suma ya casi diez años.

Para los que acabáis de descubrirla, la gaditana dio sus primeros pasos en YouTube y el boca a boca pronto hizo que su música empezara a sonar en pequeños locales del circuito de cantautores en Málaga, Cádiz o Madrid. En 2014, y tras una exitosa campaña de crowdfunding, publicó “La Mansión de los Espejos”, su primer trabajo de larga duración.

Dos años más tarde, en una continua búsqueda de su sonido, toma el mando de la producción y arreglos para “La Caja Negra”, su segundo trabajo de estudio, un álbum copado de riffs de guitarra y melodías pegadizas que dan soporte a letras oscuras y bastante introspectivas. El pasado 21 de diciembre lo llevaba al directo en La Riviera de Madrid, un mes después de lanzar el single “Un Golpe De Suerte” que nos enamoró a todos y donde la artista coquetea ya con el mundo del sampleo. Podría decirse que este single sentó las bases de una nueva etapa: fue grabado, producido y mezclado por ella misma en su habitación, sin filtros, lo que se repite y consolida en la canción que hoy estrena, “La Grieta”.

Tal y como lo explica la propia artista, además de diseñar compás a compás todo el arreglo rítmico y armónico, en “La Grieta” aplicó el concepto de “muro de sonido” popularizado por Phil Spector (productor de grandes nombres como The Beatles, Tina Turner o The Beach Boys) en guitarras y voces, para conseguir una sensación de grosor y solidez que se suma a la potencia de la base rítmica pretendiendo construir entre todos los elementos una gran masa que te envuelva, te persiga y te acune. La letra, resultado de lo vivido durante el confinamiento y el periodo de reflexión al que de alguna manera nos hemos visto sometidos, no hace más que reforzar estas sensaciones: “Todo lo que ayer era importante ya no lo es, es arrogante no atender a la vida”, reza Carmen.

Estos días previos al lanzamiento del nuevo single pudimos ver en sus redes sociales varios vídeos de teóricos como Mark Fisher (autor de Realismo Capitalista) que reflexionan sobre la manera en la que vivimos y nos relacionamos en la sociedad actual. Carmen Boza, más allá de lo puramente musical, es una artista con inquietudes que nos deja entrar en lo más profundo de sus pensamientos y eso se refleja en letras como las de esta nueva canción.

La Grieta es el principio de una nueva era. Una canción oscura y dulce que explora la incertidumbre del punto ciego y, de alguna manera, es una reafirmación en mis intereses vitales y una proyección de mi propia mente e inquietudes.”

Este nuevo single ha sido grabado en los estudios Happy Place (Sevilla) por Javier Mora y la propia artista ha sido la encargada de hacer la producción y los arreglos. La mezcla y el master son obra de Pablo Pulido y se hicieron en Estudio UNO (Madrid). Como viene siendo habitual, al bajo está Estefanía Gómez y a la batería Daniel Ballesteros. El video-lyric oficial que podéis ver aquí abajo es obra de Paul García.

A pesar de este verano tan extraño que estamos viviendo en lo que a la música en directo se refiere, tendremos oportunidad de ver a Carmen Boza sobre los escenarios, el sitio donde sin duda brilla más. En los próximos días pasará por Alhaurín de la Torre (14 de agosto), San Fernando (20 de agosto), Barcelona (21 de agosto y entradas agotadas), Alicante (4 de septiembre), València (5 de septiembre), Sevilla (13 de septiembre y entradas agotadas) y Córdoba (17 de septiembre). Si durante la temporada estival estáis en alguna de estas ciudades, no dudéis en ir a verla, en sus conciertos despliega toda la garra y sensibilidad que le caracterizan.

ESCUCHA “LA GRIETA

Mad Cool 2021: primeros artistas confirmados

Después de unos meses de incertidumbre debido a la situación del coronavirus, el Mad Cool Festival pospone su edición de este año. Finalmente, el quinto aniversario se celebrará del 7 al 10 de julio de 2021. Lo que aún es una incógnita es el recinto, ya que Valdebebas queda descartado, pero parece que se mantiene en Madrid. Para todos aquellos que no han devuelto su entrada, sabed que los tickets de día y abonos adquiridos serán «automáticamente válidos para 2021».

Por el momento, el nuevo cartel no contará con grandes nombres como Billie Eilish, Taylor Swift, Kings of Lion, Anderson Paak o las hermanas HAIM que acaban de publicar su nuevo álbum “Women In Music Pt. III” (y que os recomiendo escuchar). Pero no todo van a ser pérdidas: entre las nuevas incorporaciones tenemos a los Red Hot Chilli Peppers, con la vuelta de Frusciante a la banda, Carly Rae Jepsen o Puscifer. Y se mantienen otros como The Killers, Mumford & Sons, Black Pumas, Tom Grennan, Twenty One Pilots, Foals, London Grammar o Alt-J, nombres que ya recomendé en este post. Para los indecisos, recordad que esta es solo una parte del cartel y que faltan muchos artistas por confirmar aún: estos son los primeros 94 de los 132 artistas que conformarán el cartel del festival en sus cuatro jornadas, además de los ganadores del Mad Cool Talent.

Imagen

Mad Cool también ha anunciado su política de gestión de las entradas para todos aquellos que quieran conservar o devolver sus tickets. Tenéis toda la información en su web www.madcoolfestival.es

¡Nos vemos en 2021!

Hermanos Gutierrez: la belleza de la música instrumental

En lo que a música se refiere, el descubrimiento de esta cuarentena han sido los Hermanos Gutierrez, un dúo de música instrumental con sede en Zurich y raíces latinas que cautiva a todo el que lo escucha.

Es probablemente la primera banda de este género que me ha conquistado desde la primera canción, y no es de extrañar: su música es una invitación abierta a un diálogo constante de melodías, instrumentos y sensaciones muy particular. Hacen magia con dos guitarras, un lap steel, bongo y maracas. Sencillez y profundidad a partes iguales. Con tres discos publicados y en camino de un cuarto a finales de este año, Hermanos Gutierrez continúan explorando su propio sonido y evolucionando en cada trabajo. Ha sido todo un lujo poder hablar con ellos en esta entrevista, espero que os guste tanto como a mí.

Para quien todavía no os conozca, ¿quiénes son los Hermanos Gutierrez?

Somos dos hermanos (Stephan y Alejandro) y formamos una banda de música instrumental. 

¿Hace cuántos años que tocáis juntos? Tenéis una conexión a la hora de componer increíble, realmente habláis sin decir ni una sola palabra.

¡Muchas gracias! Creo que mucho tiene que ver con nuestra relación como hermanos. Es nuestra base fundamental. Tenemos un gusto muy parecido en armonías y melodías que nos complacen. Empezamos en el año 2015 y nos recordamos haber empezado con una idea que finalmente fue la base de la canción “El Mar”. Mi Hermano Stephan me vino a visitar a mi departamento en Zurich. Fue en aquel época en la que recién me había mudado a la ciudad de Zurich. Creo que fue un intercambio musical por habernos extrañado un poco, por no vivir juntos y por no estar viviendo en la misma ciudad. Nuestra música la tocamos en primera linea para nosotros dos; yo para mi hermano, el para mi. Y así empezamos a colectar nuestras ideas hasta que tuvimos un album listo con el titulo “8 años”, ocho canciones enteras, todas instrumentales y básicamente conteniendo dos guitarras y nada más.

Hablemos de vuestras raíces. Madre de Ecuador y padre de Suiza, pero en vuestra música tiene un fuerte peso la tradición latina. ¿Os inspira más Playas que Zurich?

Viviendo en el contexto de Zurich, o general en Suiza, creo una base, un contraste muy importante en como percibir el mundo latino. En nuestra niñez viajamos varias veces a visitar nuestros parientes en Playas (Ecuador) y cada vez fueron vacaciones muy hermosas para nosotros. Es un ambiente totalmente diferente, el español con su forma de expresarse, la costa y el mar, la comida, la luz, el cariño de nuestros abuelos, tías y tíos, primos y amigos de la familia. Al otro lado somos muy felices de haber vivido en Suiza. El hecho de que pudimos viajar entre dos mundos, nos hizo apreciar ambas culturas. Musicalmente si es verdad que tenemos un ídolo muy importante en el mundo latino. Su nombre es Julio Jaramillo, un cantante muy popular de los años 50 y 60. Le gustaba mucho a mis abuelos y nos acordamos de que nuestra Mama nos hablo mucho de Julio y como la canción “Nuestro juramento” le fascinaba a nuestro Abuelo Luis Alfredo Gutiérrez. 

¿Cuáles son los elementos que mejor definen vuestro estilo dentro del conocido como Instrumental Western Sound?

Reconocemos que hemos tenido una evolución en nuestro estilo durante los últimos años. Nuestro primer album “8 años” es mucho menos western que el último “Hoy como Ayer”. Al inicio del los hermanos nuestras canciones tuvieron más un toquesito latin, porque dentro de este viaje con nuestra propia música estuvimos emocionalmente más en la costa y en la playa de Ecuador. Recordándonos de nuestras raíces latinas. Hoy en día nos encontramos alrededor de un desierto, con montañas lucidas de color rosa por la caída del sol. Llegamos a ese escenario por un viaje que hicimos juntos a California. Fuimos a visitar Death Valley y Joshua Tree y nos quedamos impresionados de la naturaleza. Tuvo un impacto muy relevante para nosotros. Pero recién nos dimos cuenta de eso, después de haber compuesto nuevas canciones como “El Sol Avenue”. Mucho tuvo que ver la compra de una Lap Steel Guitar, un instrumento muy poderoso que nos hizo abrir el espectro visual. Y instrumental es nuestra música porque no cantamos, somos realmente muy malos para cantar.

“8 años” es vuestro primer disco y me parece una grandísima carta de presentación, ¿cómo fue su acogida por parte del público y la crítica musical?

Para ser honestos, fue acogida muy bien por parte de nuestra familia y nuestros mas cercanos. No hubo “público” al inicio y ni se nos ocurrió de pensar en uno. Empezamos todo esto sin fans. A nuestra Mama siempre le encanto y ella sigue escuchándonos casi todos los días en su casa. Por no tener “un público” tampoco hubo un critica musical. Creemos que no nos conoce mucha gente, pero si vemos que el primer album tiene algo muy simple y honesto que le esta gustando a las personas que nos descubren hoy. “El Jardín” es nuestra canción mas popular y desde haberla escrita nunca mas le cambiamos una parte. El disco “8 años” fue escrito sin expectaciones, sin pensar mucho.

Creemos que no nos conoce mucha gente, pero si vemos que el primer album tiene algo muy simple y honesto que le esta gustando a las personas que nos descubren hoy.”

Tenéis tres discos publicados en el mercado, ¿cómo definiríais vuestra evolución a lo largo de ellos?

Todo fue una evolución muy natural. Y tratamos de seguir en esta ola que nos ha llevado a conocer personas muy lindas y lugares muy hermosos. De una cosa salió la otra. Componiendo nueva música suele ser más desafiante por el hecho de recibir un feedback de cuales canciones han gustado más a la gente y cuales menos. Y como artista creo es un challenge constante de no querer repetirte, de evolucionar, de poder presentar algo “nuevo”, “diferente” y bueno al mismo tiempo. Al inicio muchas cosas no llevan expectaciones y en la mayoría de los casos es cuando es los mas personal.

En cuanto a los directos, creáis espacios muy íntimos y mágicos donde el público realmente conecta con lo que sucede. ¿Cómo planteáis vuestros conciertos?

Sí, realmente tuvimos la suerte de haber tocado en venues maravillosos. Conciertos muy íntimos con el publico escuchándonos y queriendo viajar con nosotros por unos momentos. Estamos muy agradecidos por todas estas experiencias. Ensayamos de manera precisa antes de los shows para no estar tan nerviosos y para poder gozar el momento. A parte de eso no hay preparación especial para decirte la verdad.

“Como artista, creo es un challenge constante de no querer repetirte, de evolucionar, de poder presentar algo “nuevo”, “diferente” y bueno al mismo tiempo.”

Me encantaría saber cuáles son vuestros artistas favoritos, los que más escucháis en casa, y si entre ellos hay algún nombre español.

Uy, ¡son muchos! Recién empezamos a crear unas playlists propias con el título “Sonidos del Mundo” justamente para compartir nuestras inspiraciones musicales. Le tenemos un cariño especial a la música de los años 50 y 60. Artistas espectaculares como Los Chicanos, Los Angeles Negros, Trio los Panchos, Sandro de America, Los Indios Tabajaras, Mercedes Sosa, Ry Cooder, Santo & Johnny, J.J. Cale, Freddy Fender. Y claro no puede faltar Paco de Lucía, ¡es un Maestro!

En vuestras redes sociales comentáis que estáis trabajando en nuevas canciones, ¿habrá nuevo disco en 2020?

Sí, justamente estuvimos muy ocupados por dedicarnos a nuestro cuarto album en las ultimas semanas. La primera idea fue grabar un sencillo para publicarlo en este verano. Pero muy rápidamente nos dimos cuenta que hay mucho más por escribir. Estamos muy ilusionados con este trabajo. Esperamos poder publicarlo en septiembre.

¿Alguna vez habéis tocado en España? ¡Nos encantaría teneros por aquí!

Lamentablemente no hemos tenido la oportunidad de venir a España a tocar. Pero sería una gran alegría y un placer enorme para nosotros.

Ojalá podamos disfrutar de su magia en directo muy pronto en nuestro país. No quería terminar este artículo sin agradecer al bueno de Lucas Bauer (guitarrista de Los Intrusos del Savoy) por haberme descubierto a esta banda tan increíble.

ESCUCHA A HERMANOS GUTIERREZ

Blanco White publica su nuevo disco, “On the Other Side”

El artista londinense presenta su primer álbum de estudio, una verdadera joya que merece la pena escuchar de principio a fin.

Ocurre pocas veces eso de escuchar una canción por primera vez y enamorarte al instante, es lo que yo llamo un flechazo en toda regla. Eso fue lo que me pasó hace casi ya dos años cuando descubrí la obra de Blanco White. Si eres amante del folclore, el cruce de culturas y la calidad, este disco será una delicia para tus oídos.

Blanco White es el proyecto solista del británico Josh Edwards (Londres, 1991) que empezó en 2014. Edwards se mudó a la preciosa ciudad de Cádiz (España) para estudiar guitarra flamenca y aprender una nueva lengua, y fue aquí donde compuso este primer disco de estudio. No es de extrañar que la cultura andaluza le fascinara por completo: el flamenco es una de nuestras herencias más valoradas fuera de nuestras fronteras, además de la propia sonoridad que tiene nuestro idioma que es maravillosa. Ejemplo de ello es “Colder Heavens” (2017), el trabajo que llamó mi atención por canciones como El Búho, con una fuerte presencia de guitarras españolas y palmas realmente bien ejecutadas.

En su incesante búsqueda de nuevos sonidos, Edwards continuó viajando por el mundo y visitó Sucre (Bolivia) con el objetivo de aprender a tocar el instrumento andino de cuerda por excelencia: el charango. Desde entonces, Edwards se ha interesado por establecer un diálogo entre ambos lados del Atlántico, conjugando diferentes elementos de la música andaluza y la música andina aunque sin olvidar las influencias de su país de origen, Reino Unido. El propio nombre artístico del proyecto no hace sino subrayar esta dualidad entre estos dos mundos que lejos de competir, se entrelazan de manera sublime en su trabajo.

Blanco White cuenta con tres epés a sus espaldas: “The Wind Rose” (2016), un trabajo de producción propia, el anteriormente nombrado “Colder Heavens” (2017), producido por Ian Grimble (Bear’s Den, Matt Corby, Daughter), y “Nocturne” (2018). Ahora nos presenta “On The Other Side”, un disco de once cortes resultado de todas estas experiencias, un álbum de sensaciones y atmósferas creadas con mucho gusto. Aunque no soy ninguna experta en sonido, tengo la impresión de que el trabajo de producción es muy fino, no sobra ni falta nada. Encuentro también en el charango un sonido muy especial, sin duda es uno de los grandes protagonistas del disco como podemos apreciar en canciones como Desert Days u Ollala. De alguna manera, es un instrumento que te hace viajar lejos con tan solo escuchar un par de notas, y es muy bonito cómo dialoga con la guitarra eléctrica, el bajo o los sintetizadores. Uno de los singles adelanto que más he escuchado es Samara, donde nos habla de un amor del pasado, un tema hipnótico en el que el bajo y la eléctrica no le roban protagonismo a la voz ni al resto de elementos en ningún momento. Además, la voz de Edwards tiene de por sí ese je ne sais quoi que hace que te quedes escuchando casi sin quererlo. A diferencia del resto de temas, en Mano a Mano se atreve a cantar en español. Tiene una lírica preciosa, es prácticamente un poema con el que termina de cautivarnos del todo:

Caminando por la sierra
Se oye un tambor
Y arde una vela, un faro soñador
Yo subo sin promesas
Me sigues con amor
La cumbre nos espera
La luna frente al sol

Os invito a descubrir a Blanco White y escuchar su álbum debut, estoy segura de que no os dejará indiferentes. Por mucho que pueda contaros, las palabras se quedan cortas cuando la música habla por sí sola.

“On The Other Side” en SPOTIFY y TIDAL